EL PRIMER PASO

Como si de un lienzo en blanco se tratara, comienzo esta andadura para retomar una de mis aficiones olvidadas.

Siempre me ha gustado escribir, pero el gusanillo de poder escribir opiniones y pensamientos sobre diferentes temas, como cuando tomas un lienzo y coges un pincel para dar la primera pincelada...

¡Contemplar este cuadro puede ser una experiencia nueva para ver y opinar diferentes aspectos que la vida nos ofrece!

Pinceladas más recientes

Related Posts with Thumbnails

31 de diciembre de 2014

CADA CAMBIO DE AÑO UNA NUEVA FRONTERA



Las personas necesitamos ponernos límites para intentar cambiar algo que hacíamos de una determinada manera. Ese límite significa cuando llegamos a él que hay algo que tiene que suceder, y, por tanto, cambiar. Lo que pretendemos cambiar ya no será igual, lo haremos de otra manera.

Los años se marcaron con 365 días y siempre intentamos cuando llegamos a la frontera del día nº 365 marcarnos algún nuevo reto que haga que desde el primer día del año siguiente suponga un comienzo de algo diferente.

No pienses en las fronteras que nuestro pensamiento divide en años. Disfruta de tu día a día, porque cada día forma parte de la vida que tú vives. Intenta disfrutar de las personas que realmente quieres y que forman parte de tu vida. Los grandes días se forman con pequeños detalles , aquellos que son los que nos hacen realmente felices.

Por eso hoy es un día más, que sólo tú puedes hacer especial. Te deseo lo mejor de cada día. Si aún sigues pensando en la frontera de un nuevo año mañana, dejarás de valorar el hoy y los días tan buenos que ya forman parte del pasado.  Que tengas un buen día y que todas los mañanas que te quedan por vivir tengas siempre un trocito de felicidad que compense los malos momentos que también puedas experimentar. 

Y  si quieres hacer de hoy un día tópicamente especial, practica esa costumbre del día nº 365,  pide tus mejores deseos con esas 12 uvitas que te vas a tomar, y ¡ por qué no! Brindar. FELIZ día, ahora, mañana y,… Una frase que me encanta “Hasta el infinito y más allá”. 

FELIZ FUTURO porque el pasado es algo que ya no puedes cambiar.

17 de diciembre de 2014

ZAMBOMBA Y PANDERETA



La falta de costumbre hace que las costumbres se terminen olvidando.

¿Dónde quedaron la zambomba y pandereta que unían a las familias en una casa?

Da igual que la casa fuera más grande o más pequeña, todos sin excepción se reunían para compartir ese momento mágico de la Navidad; con botella de anís del mono y una cuchara en mano se improvisaba un villancico de los de toda la vida y que ahora son tan difíciles de escuchar.

No pasaba nada si apenas se dormía, una cabezadita en un sillón en mala postura era suficiente para seguir la fiesta familiar.

¡Qué recuerdos aquellos, cuando mi abuelo aún vivía y la familia nos reuníamos y entre villancicos, comida copiosa y chistes uno tras otro todo el mundo disfrutaba!

Recuerdos de infancia que a veces echo de menos porque estábamos todos. Todo cambió en algún momento y apenas uno ya habla casi con nadie, sólo los más cercanos de sangre, con los que uno quiere seguir compartiendo un trocito de Navidad.

Entradas populares

Recibe por email mis actualizaciones

Se ha producido un error en este gadget.