EL PRIMER PASO

Como si de un lienzo en blanco se tratara, comienzo esta andadura para retomar una de mis aficiones olvidadas.

Siempre me ha gustado escribir, pero el gusanillo de poder escribir opiniones y pensamientos sobre diferentes temas, como cuando tomas un lienzo y coges un pincel para dar la primera pincelada...

¡Contemplar este cuadro puede ser una experiencia nueva para ver y opinar diferentes aspectos que la vida nos ofrece!

Pinceladas más recientes

Related Posts with Thumbnails

24 de enero de 2012

SIN CONCESIONES


Un derecho no es lo que alguien te da, es lo que no se puede tomar de ti.

5 de enero de 2012

CARTA EXPRESS A LOS REYES MAGOS

Queridos Reyes Magos,
Este año ha pasado tan rápido que los 365 días se me han quedado cortos. Por eso, y en la víspera de vuestra fiesta del día de Reyes, me he dado cuenta que aún no os había escrito mi carta.
Prefiero escribirla aunque vaya muy justa de tiempo, porque creo que los tres deseos que os quiero pedir estoy convencida de que intentaréis traérmelos, sobre todo, y esto no se me podía olvidar, porque he intentado ser buena en todos los aspectos y eso es algo que seguro tendréis muy en cuenta.
Bueno pues ahí van las tres cositas de este año, que aunque de alguna forma siempre las pido en mi pensamiento, este año prefiero dejarlas por escrito,  con la intención de que al recibir esta carta si se os olvida alguna siempre podéis volver a mirarla, y, como tenéis esa magia especial, estoy segura que intentaréis que mis deseos se cumplan:
Salud, Trabajo y Felicidad para tod@s
Ya sé que no son regalos materiales, y aunque su valor no se puede comprar son regalos muy preciados.
Por último, mi hijo pequeño me ha pedido que os diga que os vamos a dejar junto a la ventana un poco de leche, unas galletas y unos bomboncitos,  porque con tanto trabajo durante la noche os va a venir muy bien reponer fuerzas.
Gracias, queridos y mágicos Reyes Magos.

1 de enero de 2012

AQUELLAS LUCES EN LA FACHADA


Día tras día, al pasar por esa calle se daba cuenta que las luces inundaban todo con más fuerza.

No entendía muy bien si aquella tradición adquirida de otros países terminaría contagiando su morada porque aquello empezaba a convertirse en epidemia, y si nada lo remediaba, el virus correría con fuerza algunos números avanzando hacia su puerta.

Era algo a lo que empezaba a acostumbrarse. Contemplar ese espectáculo de luces en aquella época del año al menos demostraba que la gente aún tenía ganas de celebrar algo, unos con más acierto que otros, algunos con más o menos estilo.
Cierto es que muchos repetían la escena del año anterior, y otros incluso tenían el atrevimiento de superarse con nuevas luces intermitentes, de colores aún más llamativos, cuanto más llamasen la atención el objetivo parecía verse cumplido, al margen cómo no, de competir con el vecino de al lado.
Las farolas quedaban tristes con su luz medio anaranjada ante tal despliegue decorativo. Algunas aprovechaban para apagarse por unos días como si quisieran dejar el protagonismo a esa nueva costumbre de cada año para reinventar de nuevo aquellas luces en la fachada.

Entradas populares

Recibe por email mis actualizaciones

Se ha producido un error en este gadget.