EL PRIMER PASO

Como si de un lienzo en blanco se tratara, comienzo esta andadura para retomar una de mis aficiones olvidadas.

Siempre me ha gustado escribir, pero el gusanillo de poder escribir opiniones y pensamientos sobre diferentes temas, como cuando tomas un lienzo y coges un pincel para dar la primera pincelada...

¡Contemplar este cuadro puede ser una experiencia nueva para ver y opinar diferentes aspectos que la vida nos ofrece!

Pinceladas más recientes

Related Posts with Thumbnails

5 de marzo de 2015

COMO EL BUEN VINO



Durante 4 años, 4 meses y 4 días has estado madurando como el buen vino.

Llegaste a la agencia como un vino joven, apenas tenías la experiencia para comprobar lo que es trabajar en publicidad.

Como el buen vino “de crianza”, apuntabas a tener calidad, y supiste esperar un mínimo de 24 meses para comenzar tu proceso de envejecimiento.

Como el buen vino “de reserva”, al alcanzar los 36 meses, y tras haber experimentado  alegrías y tristezas, cosas buenas y otras no tanto, transitando con gente de larga estancia en el tiempo y con otra de paso, y tras  muchas horas de dedicación,  supiste que tu momento alcanzaba la plena madurez.

Hay momentos en los que hay que tomar decisiones, aunque duelan, aunque supongan saltos sin red, simplemente el momento llega,  está ahí y hay que atraparlo. Dejar escapar el tren, “como bien te ha enseñado tu madre” (que madre sólo hay una y siempre será la mejor) suponía no volver a verlo pasar, había que subirse a él. Tu momento ha llegado.

Como el buen vino “gran reserva” (generalmente a esta fase sólo llegan vinos pertenecientes a cosechas sobresalientes), tienes que mostrar tus enseñanzas y vivencias adquiridas, para seguir envejeciendo y plasmando “como el buen vino”  sabores en tu vida que serán para ti irrepetibles, y que no habrías vivido si hubieras permanecido estático viendo cómo pasa el tren.

Ha llegado el momento de descorchar la botella. ¡Salud! Te lo mereces.

31 de diciembre de 2014

CADA CAMBIO DE AÑO UNA NUEVA FRONTERA



Las personas necesitamos ponernos límites para intentar cambiar algo que hacíamos de una determinada manera. Ese límite significa cuando llegamos a él que hay algo que tiene que suceder, y, por tanto, cambiar. Lo que pretendemos cambiar ya no será igual, lo haremos de otra manera.

Los años se marcaron con 365 días y siempre intentamos cuando llegamos a la frontera del día nº 365 marcarnos algún nuevo reto que haga que desde el primer día del año siguiente suponga un comienzo de algo diferente.

No pienses en las fronteras que nuestro pensamiento divide en años. Disfruta de tu día a día, porque cada día forma parte de la vida que tú vives. Intenta disfrutar de las personas que realmente quieres y que forman parte de tu vida. Los grandes días se forman con pequeños detalles , aquellos que son los que nos hacen realmente felices.

Por eso hoy es un día más, que sólo tú puedes hacer especial. Te deseo lo mejor de cada día. Si aún sigues pensando en la frontera de un nuevo año mañana, dejarás de valorar el hoy y los días tan buenos que ya forman parte del pasado.  Que tengas un buen día y que todas los mañanas que te quedan por vivir tengas siempre un trocito de felicidad que compense los malos momentos que también puedas experimentar. 

Y  si quieres hacer de hoy un día tópicamente especial, practica esa costumbre del día nº 365,  pide tus mejores deseos con esas 12 uvitas que te vas a tomar, y ¡ por qué no! Brindar. FELIZ día, ahora, mañana y,… Una frase que me encanta “Hasta el infinito y más allá”. 

FELIZ FUTURO porque el pasado es algo que ya no puedes cambiar.

17 de diciembre de 2014

ZAMBOMBA Y PANDERETA



La falta de costumbre hace que las costumbres se terminen olvidando.

¿Dónde quedaron la zambomba y pandereta que unían a las familias en una casa?

Da igual que la casa fuera más grande o más pequeña, todos sin excepción se reunían para compartir ese momento mágico de la Navidad; con botella de anís del mono y una cuchara en mano se improvisaba un villancico de los de toda la vida y que ahora son tan difíciles de escuchar.

No pasaba nada si apenas se dormía, una cabezadita en un sillón en mala postura era suficiente para seguir la fiesta familiar.

¡Qué recuerdos aquellos, cuando mi abuelo aún vivía y la familia nos reuníamos y entre villancicos, comida copiosa y chistes uno tras otro todo el mundo disfrutaba!

Recuerdos de infancia que a veces echo de menos porque estábamos todos. Todo cambió en algún momento y apenas uno ya habla casi con nadie, sólo los más cercanos de sangre, con los que uno quiere seguir compartiendo un trocito de Navidad.

21 de noviembre de 2014

TIEMPO AL TIEMPO




RESPIRO, SILENCIO, Y…

Con la venia Señoría, reconozco que no me esperaba tener que volver a empezar, tener que volver a defender algo tan evidente, reconozco que…

Vuelvo a respirar para tomar fuerzas, porque sólo así llegaremos al final de este largo camino.

De todo ello saldremos fortalecidos, de todo ello habremos aprendido, y, todo ello nos habrá servido para estar todavía más unidos, y sobre todo, tendremos la absoluta certeza de que el tiempo siempre pone cada cosa en su sitio.

Tiempo al tiempo, sin más, porque todo habrá merecido la pena.

11 de noviembre de 2014

NADIE ES LO QUE PARECE



Javier Gallego, colaborador del Diario.es ha escrito este artículo, que traslado aquí literalmente. Chapó!

El país del pequeño Nicolás
La política española está llena de pequeños Nicolases, de impostores, timadores, falsarios, presuntos y supuestos.

Desde la Transición hasta aquí, la democracia española se ha levantado sobre un lecho de mentiras en el que ahora nos hundimos.
Visto lo visto en estos últimos años y más aún en este último mes, lo del pequeño Nicolás no es una excepción ni un caso extraordinario: la política española está llena de pequeños Nicolases, de impostores, timadores, falsarios, presuntos y supuestos. De señores aparentemente respetables que son vulgares chorizos, de dirigentes que predican una cosa y hacen la contraria, de ladrones que presumen de honradez, derrochadores que piden austeridad, corruptos que dan lecciones de ética, reyes poco ejemplares y gobiernos que incumplen todas sus promesas. No, el pequeño Nicolás, no es un rareza, no es la excepción, es la definición del comportamiento de la casta española: nadie es quien dice ser, son una estafa, todo el sistema es una simulación.
Lo vemos cada día en los periódicos que se han convertido en una galería de impostores: Rato no era ese gran gestor del que presumía la derecha sino un poco fiable economista, su milagro económico con Aznar era un globo, Aznar no es el ejemplo de rectitud moral que vendía sino otro aprovechado inmoral que hace negocios hasta con dictadores sanguinarios, Zapatero no era Bambi sino una bomba de relojería, Esperanza Aguirre no es una pobre sexagenaria inocente sino una artista del escapismo y el disimulo con mucha caradura, Pujol no es molt honorable sino molt despreciable, Rajoy no es un honesto registrador de la propiedad sacrificado por la patria, sino un aprovechado con una caja B en su partido acusado de recibir sobres en negro. Por no hablar de todos esos empresarios, sindicalistas y políticos de izquierda y derecha que vivían en una gran mentira. Todo es tan falso que hasta el presidente no es real, es un plasma.
Estamos rodeados de impostores. Patriotas que evaden a Suiza. Ricos que roban como si no tuvieran nada. Liberales que chupan de la teta del Estado. Socialistas republicanos al servicio del mercado y la monarquía. Monarquías que esconden los oscuros negocios del rey, de su hija y de su yerno. Populares que hablan de lucha contra la corrupción mientras sueltan a corruptos como Matas y presumen de transparencia y colaboración con la justicia mientras destruyen pruebas. Socialistas que lavan su cara con Pedro Sánchez que pone de ejemplo al consejero de Gas Natural, Felipe González, y mantiene en sus puestos a Chaves y Griñán. Socialistas y populares que se llenan la boca con la palabra “democracia” pero no convocan elecciones cuando sus presidentes cesan o dimiten. En sus neolengua, las palabras significan lo contrario de lo que son. Tanto en los dichos como en los hechos, engañan.
Ahora estamos descubriendo que el rey estaba desnudo desde el principio y la corte llena de embusteros. Desde la misma Transición que se vendió como modélica pero estuvo llena de trampas, desde el socialismo que empezó con el engaño de la OTAN y acabó sembrando España de pícaros, hasta la traición de Zapatero a sus supuestos principios y los múltiples engaños de Rajoy, pasando por la gran estafa que fue Aznar y la gran mentira que ha sido la ejemplaridad del rey, está claro que nuestra democracia se ha construido sobre un lecho de falsedades, medias verdades e imposturas en el que ahora nos estamos hundiendo. Lo he dicho otras veces: la democracia española es una simulación en diferido. La verdadera democracia en directo está por llegar.
Así que el pequeño Nicolás no ha inventado nada. Solo repite lo que ha aprendido de los mayores.

Entradas populares

Recibe por email mis actualizaciones

Se ha producido un error en este gadget.