EL PRIMER PASO

Como si de un lienzo en blanco se tratara, comienzo esta andadura para retomar una de mis aficiones olvidadas.

Siempre me ha gustado escribir, pero el gusanillo de poder escribir opiniones y pensamientos sobre diferentes temas, como cuando tomas un lienzo y coges un pincel para dar la primera pincelada...

¡Contemplar este cuadro puede ser una experiencia nueva para ver y opinar diferentes aspectos que la vida nos ofrece!

Pinceladas más recientes

Related Posts with Thumbnails

30 de noviembre de 2010

FUTBOLITIS: LA PASION ELEVADA AL MAXIMO


Hoy los aficionados al fútbol están de enhorabuena, en primer lugar porque ayer ese esperado partido entre el Barcelona y el Madrid les hizo pasar un buen rato (si tuvieron la oportunidad de verlo a través de un canal de pago, o mal-verlo a través de internet).
 Hoy también, porque hay que comentar el partido a diestro y siniestro, y aunque haya que trabajar, el monotema tiene más importancia si cabe que el trabajo en sí.

 ¡Ójala a veces algunas personas pusieran tanta pasión en su trabajo como se esfuerzan en ponerla en el fútbol!

 Puedo entender dedicar unos minutos al tema, pero no me explico cómo ese esfuerzo y dedicación no lo sacan más a menudo en el trabajo, precisamente para tratar y resolver temas de gran importancia que requieren al menos un poco de atención.

 15 minutos en el café de primera hora para hablar de fútbol, 30 minutos más para seguir hablando de fútbol, y otros tantos momentos a lo largo del día para de nuevo continuar hablando de fútbol.

 España cañí. España en su más pura esencia.

 La pasión bien manejada, incluso en el trabajo, permitirían de vez en cuando, que las cosas no se enquistasen con tanta frecuencia porque no se ha puesto la suficiente pasión necesaria para mejorar, producir y resolver asuntos del día a día que priman por encima de otras cosas.

19 de noviembre de 2010

MAÑANA SERÁ...

MI CUMPLEAÑOS.

 A veces nos quejamos de cumplir años por quejarnos sin más. Eso de ir cumpliendo años a veces es un rollo, aunque en el fondo pensemos qué bien, otro añito ¡y que cumpla muchos más!.

Este año soy muy consciente de que lo quiero celebrar con los míos más cercanos, es decir con mi marido y mis hijos. Valoro día a día estar con ellos y poder disfrutar de ellos.

Hace dos años tuve uno de los regalos de cumpleaños que considero como el mejor regalo, fue un regalo de mi padre. Ese día pasó por quirófano para una operación muy importante y gracias a Dios todo fue bien. Aquel día ni tan siquiera era consciente de mi cumple y tan sólo pensaba en lo realmente importante. Sí recuerdo, cuando tras la interminable espera para poder ver a mi padre unos segundos, que pensé ¡qué regalo tan perfecto he tenido!. Al día siguiente, mi padre aún en la sala de recuperación me dijo en un leve susurro ¡vaya día de cumpleaños que te he dado!. Para mí un gran regalo, porque hoy sigo disfrutando de momentos que compartir con él y con mi madre. Eso no tiene precio.

A pesar de que el tiempo pronostica para mañana lluvia, y que es verdad que nunca llueve para gusto de todos, voy a hacer algo especial. Faltan unas horas para cumplir 4......5 años en este mundo, y eso se merece un homenaje para compartir con los míos. ¡Caramba he confesado mi edad! (Sin problema, es lo que hay).
¡SORPRESA…!

17 de noviembre de 2010

EL FUTURO NO GUARDA MALOS RECUERDOS

Construye tu presente porque ahora será la base de tu futuro. Hazlo sin mirar atrás, porque los cambios que te esperan seguro te depararán alegrías.
Las páginas en blanco de tu vida se enfrentan a nuevos retos e ilusiones que debes afrontar con entereza y valentía. Nunca pienses que el ayer fue malo. Sólo piensa que el futuro será aún mejor.

Dedicado a una gran amiga.

14 de noviembre de 2010

CIERRO LOS OJOS Y…



¡YA ES NAVIDAD! O al menos es lo que observas si vas a cualquier centro comercial o tiendas varias en las cuales ya puedes comprar cualquier artículo navideño, dulces y polvorones.

Ahora ya no es como antes. Nos apedrean con la Navidad a un mes y medio vista de la fecha en cuestión.  Recuerdo cuando de pequeña celebrábamos la Navidad en casa de mi tía, donde nos reuníamos toda la familia, donde todos, sin excepción, estábamos dispuestos a disfrutar de esos momentos tan familiares y entrañables, y tras la cena nos gustaba cantar villancicos con la percusión de una simple botella de “Anís del mono”. ¡Qué tiempos aquellos”. Todos juntos en cincuenta y tantos metros cuadrados.


El año pasado  compré un libro con un CD con los villancicos más populares. Es una tradición que casi se ha perdido pero la verdad es que me gusta que mis hijos los conozcan.  Ya ni tan siquiera oyes villancicos en la radio y menos en las tiendas y  centros comerciales. Al ver el libro me pareció haber encontrado una antigüedad.

Es verdad que cada año que pasa veo la Navidad con otros ojos. Creo que echo de menos aquellos momentos en los que todos participaban colaborando en la elaboración de la cena. Papá Noel para mi no existía, eran los Reyes los que pasaban por casa y nos dejaban a mi y a mis hermanos lo que buenamente podían. Recuerdo con plena claridad cuando los Reyes nos trajeron una bicicleta, a compartir, me parecía increíble por fin tener una bicicleta.

Si existían folletos de juguetes, yo sinceramente ni me acuerdo. Ahora en cambio, tienes un amplio repertorio de catálogos de juguetes y tienes que hacer un estudio de mercado para seleccionar concienzudamente dónde te ahorras unos eurillos. Y advertir desde el principio, que sólo se puede pedir uno por Papá Noel y otro por Reyes, por lo menos para que los niños disfruten de algo en sus vacaciones. Es la única cosa que he incorporado, Papá Noel pasa por casa para que las vacaciones se hagan un poco más entretenidas para los niños.

Todo ha cambiado. PURO CONSUMO. Hoy mismo he estado en una enorme tienda de juguetes de la que no voy a hacer publicidad, y estaba a tope de gente comprando juguetes. ¿Será que hay muchos cumpleaños? Ni hablar, la gente ya está surtiendo el saco de Papá Noel y de los Reyes Magos. Precisamente he ido de forma intencionada para hacerme con un catálogo de juguetes, para que el peque haga su razonable selección. La lista habrá que recortarla a buen seguro.

¡Ya falta poco para que comience el concurso de casas iluminadas!. Lo del concurso lo digo por decir, porque sin ser concurso como tal para mi está claro que la gente compite. Donde vivo cada año son más los aficionados (o quizás iluminados) que se animan a poner luces rodeando la fachada de la casa y el Papá Noel escalando por la ventana. Los Reyes, se ven a razón de una casa de cada veinte o más. Perdemos las buenas costumbres, me refiero a las costumbres españolas. Hay que ver cómo tira lo americano, las casitas iluminadas, el Papá Noel y el reno con luces en la puerta. La luz cuesta cada día más cara y la gente poniendo luces a diestro y siniestro.

Creo sinceramente que la Navidad va perdiendo su esencia. Por mi parte aprovecharé el puente de diciembre para poner el árbol navideño y el Belén como marca la tradición, y por supuesto no me uno al rito americano de luces que me empacha.

Voy a volver a CERRAR LOS OJOS PARA RECORDAR LA AUTÉNTICA NAVIDAD. Quiero seguir recordándola para no olvidar detalles que me hagan sentir que la Navidad es algo más que lo que vemos en los escaparates. Por cierto, también aprovecharé para soñar que compro un décimo de lotería de Navidad en verano y... ¿quién sabe? ¿Y si toca? Hasta la lotería se ha vuelto consumo, porque si me apuras pronto cualquier día del año será bueno para comprar un décimo de Navidad.

5 de noviembre de 2010

EL COMPÁS DE LA LENTITUD


"Suena el despertador y nuestro cuerpo se pone en funcionamiento: tenemos el tiempo justo para arreglarnos, coger el coche para dejar en el cole a los niños y/o llegar al trabajo, rendir mínimo ocho horas, volver a casa, cenar compartiendo algo de tiempo con tu familia, y finalmente dejarte caer sobre el sillón para en un par de anuncios entornar los ojos como si fueses incapaz de tenerlos abiertos..."

En ocasiones nuestro día a día nos hace olvidar la necesidad de mirar nuestro entorno y  encontrar momentos que nos hagan recapacitar sobre el valor de las pequeñas cosas, aquellas cosas que no apreciamos en la vorágine en la que estamos inmersos pero que están ahí. Nuestro ritmo acelerado nos hace que pasen absolutamente inadvertidas.

Perdemos lo esencial.

Y cuando realmente te paras para coger aire, te das cuenta que debes tomar las cosas con más calma.
Es momento de reivindicar la lentitud.

¿Realmente es necesario tomar las cosas como si no hacerlas en ese preciso instante el minuto siguiente  ya no existiese? ¿Nos merece la pena ir acelerados todo el día?

Intenta aprender a mirar, a tomarte todo con más calma, gracias a ello seguro empezarás a disfrutar más de esas pequeñas cosas que nos rodean. 
 
Os dejo un pequeño resumen de un párrafo del libro de Eduardo Galeano “El libro de los abrazos”:

"Aprender a mirar"
"Diego no conocía el mar. Su padre lo llevó a descubrirlo. El mar les estaba esperando.
Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, el mar apareció ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad del mar que el niño quedó mudo de hermosura.
Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre: ¡Ayúdame a mirar!"

Diego pide ayuda para aprender a mirar. Enmudecido ante tanta belleza, sabe que mirar no es un ejercicio fácil. Es un niño y aún conserva la inocencia y la capacidad de asombrarse ante lo nuevo. Los adultos hace tiempo que dejamos de enmudecernos contemplando el mar. Lo hemos visto tantas veces que nos cuesta valorar su belleza. Está ahí, lo vemos, pero ya no lo miramos.

Aprende a marcar el compás de la lentitud. Disfruta aprendiendo a mirar a tu alrededor, de forma más pausada y lenta, toma tu tiempo para observar porque notarás que empiezas a percibir cosas que de una forma más acelerada nos pasan totalmente inadvertidas.

"Los sabios suelen pecar de lentos, pues una mirada atenta obliga a detenerse". (Baltasar Gracián)

"Contempla la luz y admira su belleza. Cierra los ojos y mira". (Leonardo da Vinci)

Slow es posible

Entradas populares

Recibe por email mis actualizaciones

Se ha producido un error en este gadget.